Confidence

¡Hola! Han pasado algunas semanas desde el último post. El desafío del día a día como madre sigue ocupando la mayor parte de mi tiempo, y a eso hay que añadirle que he estado trabajando para presentarme a un par de convocatorias de dramaturgia, así que entre dormir y postear, lo siento, elijo dormir. 🙂

Pero han sido semanas productivas también en otro aspecto. Siento que he crecido, no en altura ni anchura, pero sí en confianza. Y ha sido de gran ayuda para mí.

Hace unos meses empecé a notar que me ponía muy nerviosa a la hora de acostar a Jean Luca, al punto que me daba ansiedad. “¿Y si se despierta y no se quiere volver a dormir? Por favor que no se despierte…“. El “y si” me perseguía y se me repetía en la mente como un bucle, no me dejaba respirar tranquila. No sé si habéis tenido ansiedad alguna vez, pero es una sensación angustiante que paraliza, tanto la capacidad de razonar como de sentir con normalidad. No me pasa a menudo, gracias a Dios, pero sí sé lo que es y no es agradable.

En fin, que estaba teniendo unas semanas difíciles con muchas preguntas en la cabeza y un cúmulo de “tareas pendientes” sin tiempo para concluirlas. El estrés hizo que me brotaran dudas sobre mis habilidades como madre. Y entonces llegó mi suegra. 

Oh, no“, pensarán algunos, “pobre Elisabet“, jeje. Pero no, no va por ahí. Mi suegra llegó como caída del cielo, cargada de regalos, mimos para su nieto, energía y ganas de hacernos la vida más fácil durante su visita. Fue la ayuda idónea en el momento justo. Y entonces tuve oportunidad de observar como ella cuidaba a Jean Luca.

Me di cuenta de que una vez que dormía al bebé en brazos, a la hora de colocarlo en la cuna, no iba con miedo como yo. Recordé entonces a mi madre, con el bebé recién nacido, sacándole los gases y cambiándole los pañales sin ningún temor. Las dos tenían algo que a mí me estaba haciendo falta. Tenían confianza en sí mismas – confidence en inglés – producto de la experiencia.

Así que a partir de ahí pensé, si ellas pueden, ¡yo también! Y le di la patada al miedo. “¿Qué es lo peor que puede pasar? Si no se duerme, lo tomas en brazos y lo meces; antes o después se dormirá. Si vomita, si llora en el autobús o el supermercado, si se golpea…” Si yo estoy tranquila, él lo va a notar y reaccionará diferente a si estoy nerviosa. Si yo estoy tranquila, se me ocurren posibles soluciones; por el contrario, si estoy ansiosa, no se me ocurre nada, me agobio y me enfado rápidamente, agravando la situación… Si yo estoy tranquila y confiada en que todo va a ir bien, todo irá bien. Es cuestión de minutos, de caricias, de canciones, de palabras de consuelo,… Es cuestión de ser paciente y amar.

10

Pero cómo cuesta, cuando estoy cansada, cuando tengo hambre, sed y pis a la vez (¡es de las cosas que más me irritan!), y el bebé no deja de llorar, ser paciente está muy lejos de mis prioridades. Y ahí está el truco. Hay que darle la vuelta a la tortilla. Dominar la situación, no dejar que la situación me domine.

Una mujer con confianza en sí misma no se deja arrastrar por las circunstancias ni las emociones que brotan, las reconoce y toma decisiones para dominarlas. Un hombre hace lo mismo. Cuando surgen episodios de llanto que no sabemos a qué se deben, mi única solución es “sigue tu instinto“, y a veces rápido o a veces no tanto, el llanto se apaga. Y la verdad, siempre, ha terminado bien.

Así que, si estás como yo, tranquila, respira profundo y piensa que llevamos siglos en esto, tienes todo lo que necesitas para hacerlo súper bien. En serio, lo tienes. No son cosas, es a ti a quien tu familia necesita. Escucha las voces que te animan, no las que te tiran abajo. Tú puedes. Dios está contigo y no va a dejar que nada te sobrepase. Y si conoces a alguien que está como yo estaba, dale un abrazo, comparte el post, y anímala/e a tener confianza. Poco a poco irá llegando la maña. Y, en serio, todo irá bien.

¡Que tengáis un estupendo fin de semana! Os dejo con una canción de la película The Sound of Music (Sonrisas y lágrimas) que habla de tener confianza: I have Confidence 🙂 ¡Me encanta!

Un abrazo –

2 thoughts on “Confidence

Comments are closed.