Emprendedora #7: Carmen Simón Rubio

Entrevista Carmen Simón

Si hubo una época de mi vida que fue la realización de un sueño, fueron los tres meses que viví y estudié guión en Nueva York becada por la Comunidad de Madrid. Era la primavera del 2012. Fue apasionante y genial. Y como pasa siempre, lo mejor de todo no fueron los edificios sino la gente. La entrevistada de hoy llevaba ya una temporada en la gran manzana, fue la perfecta anfitriona que poco a poco pasó a ser una buena amiga. Hoy tengo el placer de presentaros a Carmen Simón Rubio, productora y persona simpatiquísima donde las haya. Gracias otra vez por tu generosidad, Carmen, ¡no cambies nunca!

Carmen Simón Rubio
Carmen Simón Rubio

Elisabet Sánchez: A mí me parece que el trabajo al que te dedicas debe ser vocacional, ¿estás de acuerdo?

Carmen Simón Rubio: ¡Totalmente! Al menos en mi caso. Me parece que la producción es un trabajo muy sacrificado y muy poco reconocido, si no te gusta lo que haces se lleva muy cuesta arriba. Si todo sale mal la culpa de todo es de producción, si todo sale bien parece que es “lo normal”. Es muy difícil encontrar a alguien que de verdad le atribuya el mérito que la producción se merece.

ES: ¿Recuerdas cómo te picó a ti el bichito de la producción?

CSR: Siempre cuento la misma historia, jeje. A mí siempre me había gustado mucho el cine, mucho mucho, me tragaba películas clásicas en los ciclos de La 2 (TV Española) con mi madre desde enana. Nunca he tenido el gusanillo de escribir, no creo que sea una persona excesivamente “creativa” en ese sentido, y claro, no tenía muy claro cómo meter la cabeza. Desde fuera parece que las películas las hacen dos y en realidad hay millones de posiciones mucho más específicas que ayudan a crear todo un mundo. Un día, vi en Canal Plus un documental sobre Dino de Laurentiis. Me encantó. En cuanto terminó me giré a mi madre y dije: “¡Eso! Eso es lo que yo quiero hacer”. Dino de Laurentiis empezó de la nada, buscándose las habas como fuera, y acabó siendo un súper productor en Hollywood. El documental contaba muy bien cómo lo importante de un productor – y no un productor ejecutivo, que es la confusión habitual – es saber buscar los recursos necesarios, juntar personas, talento, equipo humano, creativo y técnico y organizarlo todo. Organizar, controlar y medir lo necesario para crear una cosa tan maravillosa como puede ser una película.

Carmen durante el rodaje
Carmen durante el rodaje

ES: Perfectamente explicado, ya no te tengo que preguntar en qué consiste tu trabajo. ¡Eficiencia, amigos! Y mirando tu trayectoria, hay cortometrajes, largometrajes, publicidad, teatro, y otros formatos, ¡no se te escapa nada! Cuéntame sobre tus largometrajes “Encontrados en NYC” y “Stealing Chanel”, ¿dónde podemos verlos?Póster de Encontrados en NYC

CSR:
“Encontrados en NYC” es un largometraje dirigido por Dani Zarandieta. Dani es la persona con más empuje y ganas que he conocido en mucho tiempo, además de un director con muchísimo
talento. Hicimos juntos todos sus proyectos mientras estudiaba en la New York Film Academy, cuando yo ya me había graduado, y convertimos sus “trabajos semestrales” en cortos que viajaron por festivales alrededor del mundo. “Encontrados en NYC” fue fruto de muchísimo trabajo, poquísimo dinero y unas ganas, talento y cabezonería desbordante por nuestra parte de meternos de cabeza en el mundo del largo. Está disponible en Filmin en España. Pero podéis ver el trailer aquí.

 

Stealing Chanel está dirigida por Roberto Mitrotti, un director italiano afincado en Nueva York, con el que he trabajado la mayor parte de los años que he estado aquí. Es también un proyecto muy personal y quizás, una vez más, fruto de la cabezonería y la insistencia por llevar a cabo un proyecto que se estaba cociendo durante mucho tiempo. La ha comprado Lifetime, que es un gran canal en Estados Unidos, y tiene filiales alrededor del mundo. Se supone que llegará pronto a Francia, Australia y España pero aún no tengo los detalles. El trailer aquí.

ES: Perfecto, así vamos abriendo boca. ¿Tienes algún sueño que te gustaría cumplir profesionalmente? Sea cual sea, vas por buen camino.

CSR: ¡Gracias! Aún me queda muchísimo que andar. Creo que el haber tocado diferentes palos me da un conocimiento más amplio; para mí aprender de un lado y poder aplicarlo a otro es clave. He aprendido muchísimo en los últimos años, pero también, que me queda muchísimo más por aprender. Conozco mucha gente que sigue teniendo el gusano de volver a estudiar, a mí nada me puede interesar menos que volver a un aula y a hacer exámenes. Pero las ganas de aprender, ya sea de forma más creativa o la simple acumulación de datos, es algo que me motiva constantemente.

ES: Siento como que estoy hablando conmigo misma, jaja, ¡a mí me pasa igual! Me encanta aprender, pero ningún interés en hacer exámenes, ¡horror! En cuanto a lugar de residencia, creo que diste en el clavo. Nueva York seguro es una ciudad en la que se puede aprender cada día, ¿hace cuánto te mudaste de Madrid a NYC? Y para aquellos que quizá se plantean dar el salto como tú, ¿cómo describirías esos primeros años, algún consejo?

CSR: Llegué a Nueva York en diciembre de 2009, así que ya voy camino a los siete años aquí. Cada vez que lo digo en voz alta me sorprendo a mí misma. Yo vine para hacer un curso de producción de ocho meses y la ciudad me atrapó. Creo que irse (de tu país) es extremadamente difícil pero a la vez muy útil, incluso “necesario”, aunque sea sólo por una temporada. Cambiar de país te abre la mente y te cambia la vida de una manera muy difícil de explicar. El primer año en clase fue muy intenso y enriquecedor. Los dos años siguientes con los primeros trabajos, becas, poco dinero… Yo tengo la grandísima suerte de que mis padres me apoyan incondicionalmente, tanto mental como en más ocasiones de las que me habría gustado, monetariamente. Hay que ser persistente, tener claro lo que quieres y quizás ir un poco a piñón fijo. Yo es que soy muy tauro y cuando se me pone algo entre ceja y ceja, a ver quién viene a hacerme cambiar de opinión…

ES: Tu historia me inspira muchísimo a la par que me identifico. Cambiar de país me ha hecho valorar mi vida en España de una manera muy especial, me ha dado perspectiva y claridad en cuanto a la vocación que quiero desarrollar, me ha equipado con muchas herramientas para el futuro de las que no se ven, pero que son las más importantes. Gracias por tu sinceridad. Entonces, ahora, tengo curiosidad, cuando alguien se te acerca con un proyecto, ¿qué es lo que determina que decidas involucrarte?

CSR: Ahora mismo tengo un trabajo fijo en una productora, así que me acerco a proyectos independientes de una manera diferente. En general, la calidad del trabajo es clave, pero he de decir que al final, para mí, conocer a la persona o su trabajo, y confiar en ella es determinante. Como productora se trabaja muy de cerca con el director o directora del proyecto y es una relación que puede tener muchas fricciones, cada uno tira de su lado y hay que llegar a un acuerdo en incontables ocasiones. Saber que al otro lado hay alguien que tiene buenas ideas, que sabe trabajar en equipo, en la que confías creativamente, es muy importante para mí.

Equipo y elenco de Encontrados en NYC en el Festival de Cine Europeo de Sevilla
Equipo y elenco de Encontrados en NYC en el Festival de Cine Europeo de Sevilla

ES: Eso es muy sabio. Y me alegro por tu trabajo fijo, ¡al que la sigue la consigue! Siempre me gusta preguntar qué te gusta hacer para desconectar, ¿algo newyorkino o madrileño? ¡o ambos, jeje!

CSR: Pasar tiempo con los que quiero. Diría familia y amigos pero la grandísima desventaja de estar lejos es que la familia está lejos. Pero aquí nos hemos creado nuestra propia familia española y es un bastón en el que apoyarse importantísimo. Ahora que llegar el verano, salir a la calle y pasar tiempo con mi gente. Ir a conciertos, a todos los que puedo, aquí, en Madrid o en la conchinchina.

ES: ¡Viva la música en vivo!  🙂 ¿Y cómo es Carmen en busca de inspiración?

CSR: Devoro películas y series. A lo bestia. Siempre estoy viendo un par de series antiguas a la vez que sigo quizás demasiadas nuevas. Intento ver todas las películas “importantes” cada año. Tener referentes visuales, ya sea innovadores como clásicos, es importantísimo. Pensar cómo habrán hecho este plano, esa banda sonora… Por qué, dónde, cómo… Acumular datos, información, y saber luego reflejar lo aprendido en mi trabajo.

ES: Por último, ¿dónde podemos contactarte y seguirte la pista?

CSR: Cuando llegué a Nueva York abrí un blog en el que contaba mis andanzas, pero cuando Nueva York perdió el ingrediente de novedad poco a poco lo fui abandonando. Supongo que lo más fácil para ver mis nuevos proyectos “cinematográficos” es IMBD. Y para cualquier cosa, contactarme directamente por Twitter 🙂

ES: Un gustazo hablar contigo. ¡Gracias por el rato y mucha suerte en todo!

Carmen y yo en NYC (2012)
Carmen y yo en NYC (2012)