Emprendedora #5: Nadia Mata Portillo

La entrevista de febrero es muy especial. Nadia es de esas personas que sabe muchísimo, pero nunca te va a hacer sentir inferior. Divertida y súper trabajadora, ha sido un placer colaborar con ella en el pasado. El futuro que le espera es emocionante cuanto menos, y es para mí una alegría poder contarla entre mis amigas. Hoy hablamos de cine y emprendimiento con Nadia Mata Portillo.

Elisabet Sánchez: Empecemos por Nadia a la edad de 5 años, ¿apuntaba maneras de directora?

Nadia Mata Portillo

Nadia Mata Portillo: Sí, mi amor por contar historias comenzó desde muy pequeña. Al principio yo le decía a todo el mundo que quería ser actriz porque me parecía genial vivir la vida de otras personas. Yo era muy artista, me encantaba cantar, dibujar, crear otros espacios en mi habitación, nunca me aburría, y todo el rato estaba imaginando situaciones diferentes a las que vivía en mi día a día.

Más tarde me di cuenta que, con lo que realmente me divertía, era imaginando las historias que luego interpretaba, y descubrí que eso era lo que realmente me gustaba. Así que mi vocación de guionista fue primero a la de directora. Para mí, que vayan juntas es algo natural. De ahí a hacer mis primeros cuentos, y después vídeos, sólo había un paso. De las pocas cosas que no he dudado en la vida es que quería ser directora.

ES: Si pisamos el acelerador unos años, diriges tu primer corto en la ECAM (Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de Madrid) titulado El cliente misterioso. ¿Qué obstáculos tuviste que enfrentar? ¿Confirmó o desalentó tu deseo de seguir ese camino?

NMP: El cliente misterioso fue la confirmación de que dirigiendo era feliz. Fue la primera vez que sentí: “esta historia es personal, estoy contando algo que realmente me afecta”. Y verlo en pantalla fue emocionante.

La ECAM fue genial. Echando la vista atrás, fue una época de aprendizaje alucinante. En todos los sentidos. Los obstáculos realmente me hicieron crecer. Y creo que se nota en el cortometraje, cómo empezaba a encontrar mi voz como directora. Además, conocí al que es ahora mi marido, Víctor Díaz Somoza, así que recuerdo esa época como fundamental en mi vida.

ES: Haciendo otro salto temporal, amplías el currículum con otros tres cortometrajes, Preguntas frecuentes, I love Madrid rodados en España, y Marceline Blurr en Nueva York. Ahora volvemos a ellos, pero antes, ¿qué pasó al acabar la escuela? ¿Hubo otros proyectos durante esos años?

NMP: El proyecto más importante que hice nada más terminar la escuela fue Un carro cargado de paciencia, el guión de Tv Movie con el que gané el Premio Pilar Miró de la Academia de la Televisión. El guión lo escribí junto a un amigo de la especialidad de guión, Enrique Esteve de Gracia, ¡¡en menos de dos meses!! Un montón de noches sin dormir, muchísimo trabajo y miles de ideas que parecían brotar de nuestra cabeza hicieron posible que escribiéramos ese guión y ganáramos uno de los premios más importantes para guionistas en España.

Nadia Mata Portillo en rodaje

Como realizadora, hice videoclips para las discográficas Elefant Records y Jabalina Música. Eran proyectos en los que mis ideas se complementaban con las de los grupos, e hice vídeos que aún me encantan, como el de Nuevo Futuro, el de Todas tus amigas para La casa azul, Corpus Christi de La bien querida…

ES: ¡Qué manera de trabajar! Para el que está ahora medio perdido y necesita ánimo, ¿qué aprendiste durante esos años de pelear contra la crisis? ¿Qué te mantuvo con ganas de seguir adelante?

NMP: Sobre todo el apoyo y la ayuda incondicional de mi pareja, Víctor, que es director y montador. Hacemos muy buen equipo creativo, y no se entendería mi carrera profesional sin él. Además, por supuesto, el apoyo de mi familia y amigos, que se han mantenido fieles durante tanto tiempo. Cuando te dedicas a una especialidad artística, necesitas el aliento del público, y durante muuuuucho tiempo, ese público puede verse reducido a tus seres queridos. Si ellos te animan, les gusta lo que haces, encuentras muchas razones para seguir intentándolo. No voy a negar que el aspecto económico es importante. Mis múltiples trabajos alimenticios dan fe de ello, pero mi vocación es tan enorme que es complicado que una pequeña crisis económica mundial (jajajajaja) me aparte de mi camino.

El otro día me encontré con un buen compañero de la facultad que me dijo que éramos muy poquitos los que quedábamos de nuestra promoción con ganas de intentar ser directores de cine. Comentábamos que, hasta que no te das cuenta de que es una carrera de fondo, la frustración te hace más débil. Así que diré la palabra tabú: paciencia, recomiendo mucha paciencia.

ES: Preguntas frecuentes y I love Madrid son historias íntimas, ¿podemos saber de dónde surgen?

NMP: Hace poco me invitaron a la FNAC a dar una charla sobre el proceso creativo de Preguntas Frecuentes. Tuve que recuperar un montón de documentación para ilustrar la conferencia (como soy una acumuladora patológica, en encontrarla no tuve problema jajaja). Me gustó revivir todo el proceso de creación, las ideas que me rondaban entonces por la cabeza, los miedos, las reflexiones que quería plasmar en el corto, sobre todo el problema de la incomunicación, el de no saber cómo expresar las cosas para evitar un conflicto. Me atraía la vida en la ciudad, en cómo Madrid nos afecta a la hora de relacionarnos, las grandes distancias no ayudan a crear lazos entre las personas.

Carteles de los cortometrajes I love Madrid y Marceline Blurr
Carteles de los cortometrajes I love Madrid y Marceline Blurr

I love Madrid está basado en hechos reales. Un amigo me contó la historia de una chica a la que le había pasado lo mismo que a Noe, la protagonista del corto. De nuevo Madrid aparece en el corto, que habla sobre las expectativas que nos creamos y que a veces no se corresponden con la realidad. Cómo manejamos las frustraciones, que cada vez son más grandes cuando cumples los treinta.

En ambos cortos hablo del AMOR, como catarsis, como sentimiento que alivia la sensación de fracaso, como posibilitador de una nueva vida.

ES: ¡Viva el amor! Recomiendo ver los cortos al que no lo haya hecho ya. También has dirigido para otros. ¿Qué pensaste cuando te ofrecieron dirigir Marceline Blurr? ¡Qué subidón! ¡A descorchar el champán!

NMP: Al principio no lo veía como algo real, ¡¡me parecía alucinante pensar que iba a dirigir un cortometraje en New York!! Aún hoy me cuesta decirlo, jajaja. Fue una experiencia increíble, ¡y el subidón todavía me dura! Irene Menéndez y Jeff El-Eini los productores del cortometraje, hicieron posible ese sueño. No puedo estar más agradecida.

ES: Fue presentado en Valladolid y Gijón, ¿por dónde sigue el recorrido? ¿Habrá largometraje?

NMP: Estamos también seleccionados en Medina del Campo, que es uno de los festivales más importantes de España. Y comienza a viajar por el mundo: Francia, Estados Unidos, Italia, estamos muy emocionados. Nuestra idea es hacer un largometraje inspirándonos en el personaje de Marceline Blurr, una chica que ve la realidad de una manera muy peculiar, creando nuevos personajes, y contando la reciente crisis económica de una manera muy especial. Estamos preparando el guión, va a ser una película preciosa.

ES: 2015 llegó con nuevas oportunidades laborales, ¿verdad? ¿En qué andas metida ahora?

NMP: Ahora mismo estoy trabajando de realizadora en publicidad, ¡¡que me encanta!! He descubierto que es un formato muy atractivo y en el que aprendes muchísimo sobre dirección y guión. He dirigido spots para marcas como Google, Ayuda en Acción, Electrolux, Alsa, Idealista, etc.

También estoy metida de lleno en la producción de varios cortometrajes: la comedia Ni una sola línea, que dirigirá Víctor Díaz Somoza, el cortometraje (con el título provisional) Gloria, que transcurre en la posguerra civil española, y Antípodas, una historia de soledad urbana que me encantaría dirigir a final de año. También preparo una serie-app y otros proyectos que están en sus inicios y de los que no puedo hablar mucho aún.

ES: Non-stop! Se nota que todo lo que haces, lo haces con mucho mimo, no hay más que ver los resultados y que no dejan de llamarte, ¡qué bien! ¿Dónde podemos cotillear tus trabajos?

NMP: Podéis ver mis trabajos en la web www.nadiamataportillo.com. I love Madrid se puede ver a través de la web estadounidense Indieflix. ¡Y Marceline Blurr está recorriendo el mundo de festival en festival!

Nadia y Elisabet en 2014
Nadia y Elisabet en 2014

ES: Nadia, desde que te conozco, siempre te veo con una sonrisa en la cara, ¿cuál es tu secreto para recargar pilas y mantener ese espíritu tan positivo?

NMP: Jajaja, qué encanto eres, la verdad es que el solecito madrileño me ayuda a cargar las pilas, y sobre todo, que me encanta trabajar en equipo y escuchar sus experiencias y sus opiniones. ¡Estar en contacto con gente talentosa te mantiene muy positiva!

ES: Y la pregunta obligada: cuáles son tus películas favoritas y por qué.

NMP: Esa lista cambia cada día. Últimamente me obsesiona Mustang, la vi en el Festival de Valladolid y me parece una preciosidad. También me ha emocionado Truman, no paro pensar en ella después de verla, y en el trabajazo de esos dos actores como son Cámara y Darín, y en la sensibilidad de Cesc Gay, que me apasiona. Dice mi hermana que hay que esperar al día siguiente de ver una película para comprobar si te acuerdas de ella y si te emocionó. Las películas que están en mi lista han durado años en mi cabeza. Todas las películas de Chaplin, Murnau, Woody Allen, y Cassavetes… The eternal sunshine of the spotless mind, E.T., El cazador… La lista siempre se me queda corta.

ES: Muchas gracias Nadia, siempre es inspirador hablar contigo. Nos vemos pronto y ¡mucha suerte en todo!

NMP: Ha sido genial tener este espacio para hablar de mi trabajo. Tu blog es genial, y el apoyo que me has brindado me emociona. ¡Ya estoy deseando leer tus próximas entrevistas!

One thought on “Emprendedora #5: Nadia Mata Portillo

Comments are closed.