Emprendedora #3: Abigail Fernández Aguirre

La entrevista emprendedora de Diciembre 2015 nos traslada al mundo de la literatura de la mano de Abigail Fernández Aguirre. Con una obra publicada antes de los 18 años, continúa desarrollando su talento narrativo, y compaginándolo con labores de traducción y corrección editorial. Abi, como la llamamos los que la conocemos, es dulce, dedicada, inteligente, y capaz de trasladar todo eso a sus escritos. Como podéis leer a continuación, ha leído tanto que una conversación con ella está llena de detalles maravillosos. Sin más, ¡que ilusión poder compartirte con el mundo!

Elisabet Sánchez: ¡Hola Abi! Gracias por dedicarnos este ratito. Para empezar quisiera saber, ¿a qué edad empezaste a leer? ¿Y escribir?

Abigail Fernández: ¡Holaa! ¡Muchas gracias a ti por la entrevista! =) La verdad es que me cuesta mucho recordar a qué edad empecé a leer porque me da la impresión de que siempre he andado con algún libro entre las manos, pero creo que tenía unos cinco años. Y escribí mi primer cuento alrededor de los siete.

Abigail Fernández Aguirre
Abigail by Dekho Photography 2015

ES: ¿Cómo describirías a Abi de niña? Me consta que tenías (y tienes) una gran imaginación y siempre había alguna historia que inventar. ¿Qué papel jugaron los cuentos en tu infancia?

AF: Es cierto que la Abi niña tenía muchísima imaginación: siempre andaba inventando juegos, historias, teatro, alguna que otra película casera… Y la verdad es que sigo llevando mucho de ella conmigo, aunque a veces tenga que excavar un poco para encontrarla. Sobre los cuentos, es una buena pregunta. Hoy en día oigo decir a mucha gente que este tipo de historias fantásticas son un “escape de la realidad”, pero yo no lo veo así. Creo que todos tenemos cierta intuición de que en este mundo hay elementos de misterio, de maravilla y de lo inexplicable, y cuando somos niños esa intuición está aún más despierta, por lo que buscamos todas las maneras posibles de acercarnos a esa dimensión enigmática o misteriosa. Para mí los cuentos de hadas fueron mi primer acercamiento.

ES: Los años siguieron pasando, pero tu afición por la literatura y las historias no pasaron. Cuéntanos cómo surgió Las libélulas son bellas y cómo fue ese capítulo vital para ti.

AF: Las libélulas son bellas fue una historia que empecé a escribir cuando estaba terminando segundo de la ESO (Educación Secundaria Obligatoria), en alguna de esas horas libres que teníamos cuando faltaba un profesor. Poco a poco los personajes empezaron a tomar forma y, entre 2005 y 2007, ese primer capítulo se convirtió en una novela. El primer editor que la leyó dijo que estaba interesado en publicarla, y debo admitir que, como yo era muy inexperta, tuvo que pasar algún tiempo antes de que realmente me diera cuenta de que estaba viviendo una especie de milagro. Había recibido una oportunidad que todavía no le ha llegado a cientos de escritores con muchísimo más talento que yo, y aún hoy estoy dando las gracias por ello. Pero ahora también valoro mucho más lo que fue para mí Las libélulas son bellas, ya no por la publicación, sino por el hecho de escribirla en una etapa del crecimiento que era complicada y confusa, y en la que sin la escritura habría estado mucho más perdida.

Portada Las libélulas son bellas

ES: Recuerdo que al leerla me pasé de parada de metro de lo metida que estaba, ¡engancha!! Qué le recomendarías a alguien que ahora esté en esa situación, a mitad de una historia, preguntándose si alguien lo querrá publicar, tú que ya lo has vivido.

AF: Hoy en día los escritores reciben por todas partes el mensaje de que es imposible publicar algo, así que no quiero echar más leña al fuego insistiendo en ese aspecto, porque además no es verdad. Es difícil, sí, pero en realidad las editoriales siempre están buscando material nuevo. Mi consejo es que no pierdan esa ilusión que a veces llamamos “ingenuidad”, que perseveren y, sobre todo, que escriban obras que a ellos les gustaría leer y que aún no existen.

ES: Muy buen consejo. Terminaste el instituto y te decantaste por la Filología Inglesa. ¿Cómo fue esa decisión? Si tuvieras que volver, ¿elegirías lo mismo?

AF: Lo cierto es que en el último año de Bachillerato le di algunas vueltas a qué carrera estudiar, pero en cuanto me describieron lo que era la Filología Inglesa lo vi clarísimo. Tengo que admitir que, aunque sí me describieron un poco las salidas profesionales, ése fue el último de mis criterios. Lo único que yo quería era algo con lo que tuviese que leer, leer y leer, además de estudiar los elementos del lenguaje y todo lo que tuviese que ver con literatura. La mayoría de mis escritores favoritos eran ingleses o americanos, y además eso me obligaba a aprender otro idioma, con lo cual me pareció una gran oportunidad. De modo que sí, creo que si volviera a ese momento, elegiría lo mismo.

ES: Admiro muchísimo tu capacidad de leer y leer y retener lo leído, ¡de mayor quiero ser como tú! ¿Qué rescatas de la etapa universitaria? Algo buenísimo, algo bueno, algo no tan bueno y algo malo.

AF: Algo buenísimo: todo lo que estudié y leí amplió muchísimo mis horizontes literarios, y me hizo ver que no hay una única manera de contar una historia. También me ayudó a ser más crítica con mi forma de escribir.

Algo bueno: como decía antes, la oportunidad de aprender inglés. Antes de la carrera sabía manejarme en la conversación, pero en la universidad aprendí a leer y escribir en una segunda lengua, cosa que es una herramienta muy valiosa.

Algo no tan bueno: al final casi todo depende del profesor, y aunque algunos de ellos fueron excelentes, me temo que algunas asignaturas que podrían haber sido fascinantes se quedaron en una decepción.

Algo malo: mi actitud a la hora de pensar en el terreno profesional. Para mí estudiar no era un problema porque casi todos los temas despertaban mi interés y mi curiosidad, pero en cuatro años de carrera pensé muy poco en cómo iba a convertir las habilidades que estaba adquiriendo en una profesión, y eso hizo que los siguientes pasos fueran un poco difíciles.

ES: Sobre enfrentar el mundo laboral, ¿cómo ha ido este primer año?

AF: Como decía antes, me temo que no me preparé lo suficiente para ese cambio en mi etapa estudiantil, así que para mí este último año ha tenido sus altibajos. Pero gracias a Dios se me han abierto algunas puertas inesperadas en áreas como la traducción, la corrección, la edición y la redacción, que son campos en los que tengo ganas de seguir adquiriendo experiencia.

ES: ¡Espero que 2016 te traiga muuuucho trabajo para seguir ampliando ese currículo! Pero también me da curiosidad, ¿qué te gusta hacer para salir de la burbuja literaria?

AF: ¡Bastantes cosas! Me gustan muchísimo el cine y las series; sobre todo soy una gran entusiasta del cine de animación, porque me parece un campo asombroso para la creatividad. En general, sigo mucho todo lo que tenga que ver con historia, cultura, etc. También me encanta la música, eso sí, en ese área soy muy inconstante… voy saltando de género en género cada dos por tres. Sigo buscando excusas para aprender idiomas, utilizando mucho internet. Y últimamente también me está gustando cocinar, aunque para eso todavía soy muy torpe.

Abigail by Dekho Photography 2015
Abigail by Dekho Photography 2015

ES: Seguro que no se te da tan mal como crees, la próxima vez quedamos para cocinar algo. En el blog también tenemos una sección de inspiración, por favor, ¡recomiéndanos unos libros para inspirarnos en 2016! ¡Y no seas breve! 🙂

AF: Mi primera recomendación tiene que ser Mientras escribo, de Stephen King. Es un libro sobre el oficio de escribir que recomiendo a cualquiera que tenga interés en el arte narrativo; ¡yo lo he leído ya como cuatro veces y cada vez aprendo algo nuevo! También hay clásicos literarios que creo que son excelentes para poner en marcha los engranajes de la imaginación y la creatividad: El principito, Cuento de Navidad, El señor de los anillos, cualquier relato breve de Oscar Wilde… Y ya que antes hemos sacado el tema, en mi caso los cuentos de toda la vida siguen siendo una fuente de inspiración inagotable, sobre todo los de Hans Christian Andersen, que en mi opinión nos ha dejado verdaderas obras maestras. Y por último, poesía. A mí me han inspirado mucho algunos poemas de autores como Antonio Machado, Miguel Hernández, Eduardo Galeano o Rabindranath Tagore – uno de mis últimos descubrimientos.

ES: Wow, creo que ya tenemos para una buena temporada. Y para ir cerrando, ¿qué te traes entre manos últimamente? ¿Se puede desvelar algún proyecto?

AF: Antes pensaba mucho en escribir novelas (sobre todo porque es lo que estoy más acostumbrada a leer), pero últimamente le estoy cogiendo mucho el gusto al relato corto. También estoy explorando bastante el área de la literatura infantil. El año que viene espero poder sacar a la luz algunas de las pequeñas obras que ya tengo terminadas, pero todavía queda un camino más o menos largo por delante. En cualquier caso, como ya he dado a entender, podéis esperar bastante fantasía. =)

ES: ¡Qué ganas de leerte! Muchísimas gracias, Abi. Estoy segura de que éste será un año más que interesante en tu carrera como escritora, traductora y correctora, ¡y lo que quieras!  Te voy a pedir que nos despidas con alguna cita literaria que te haya marcado.

AF: ¡Muchas gracias! En cuanto a citas literarias, he acumulado muchísimas que me gustan, pero os dejo con una que va muy bien para la gente artística que lee este blog: “El hombre que ama el arte por el arte suele encontrar los placeres más intensos en sus manifestaciones más humildes y menos importantes” – Arthur Conan Doyle. Una frase del gran Sherlock Holmes, por cierto.

El hombre que ama el arte por el arte suele encontrar los placeres más intensos en sus manifestaciones más humildes y menos importantes – Arthur Conan Doyle.

ES: Genial, simplemente genial y totalmente de acuerdo. Por favor, no te vayas sin dejarnos tus miguitas para seguirte la pista.

AF: Tengo dos blogs: El arte de soñar (http://elartedesoniar.blogspot.com.es/) y The Other Pen (https://theotherpen.wordpress.com/). Este último está escrito en inglés y acaba de nacer.

Y ahí acabó la entrevista. Todos a pasear un rato por esos blogs estas fiestas porque no tienen desperdicio.

Un abrazo fuertísimo, y mucha lectura y creatividad para este 2016.

2 thoughts on “Emprendedora #3: Abigail Fernández Aguirre

  1. Genial me ha gustado mucho conocer a Abi un poco más através de esta pequeña entrevista. Ya estoy convencida que va a ir muy lejos en em ambito literario. <3

    1. Yo también Ally! Gracias por el comentario. Un beso

Comments are closed.