Una de cine indie

Vamos a hablar de cine. Hoy va a ser rápido y directo. ¿Qué tipo de cine me gusta? Mmmmm, casi casi todo, según en qué humor esté y lo que me apetezca elijo una película u otra. Me dejo guiar mucho por si ha ganado algún premio o ha estado nominado alguno de los componentes, especialmente el guión. También me dejo guiar por directores y actores que me han gustado en otros trabajos, así como hay algunos que no vuelvo a ver porque sé que su estilo o temática no conectan conmigo.

Hoy os traigo 3 títulos de lo que he calificado como “happy inide“. “Indie” indica que son películas que se hicieron con bajo presupuesto (independientes), pero para compensar, tienen un alto nivel de creatividad. Y “happy” quiere decir que son comedias, o algo así, porque en realidad son un poco “dramedias”, es decir, que si te metes en la historia, te harán reír y llorar, y si no eres de llorar, al menos te harán conectar con los personajes. Eso para mí es fundamental. Y lo último que tienen en común es eso: un guión interesante, bien construido, una historia amena, y en cuanto a su estética, tratan de ser muy dinámicas y originales (o para decirlo más sencillo, son bonitas de ver). Al menos esa es mi opinión, ya me diréis qué pensáis vosotros.

  1. Little Miss Sunshine (en España: Pequeña Miss Sunshine) 2006

Amo esta película. La he visto varias veces y no me canso. Es la historia de una familia particular que emprende un viaje a otro estado para llevar a la hija menor a un concurso de belleza. Por el camino les pasará de todo y más, lo que pondrá a prueba a cada personaje, y finalmente su unidad como familia. Muy divertida y galardonada, si no las has visto, ¡prepara un buen bol de palomitas!

Little Miss Sunshine (2006). Preparándose para el concurso de belleza.
Little Miss Sunshine (2006). Preparándose para el concurso de belleza.

2. Ruby Sparks (2012)

Cómo me divirtió esta película. No sabía muy bien de qué iba, pero seguí mi instinto – mismos directores que la anterior, algo bueno seguro tenían entre manos. Ruby Sparks me gustó porque no es la película romántica al uso, aunque tiene mucho amor; es la historia de un escritor, y ejem, no hace falta que os diga más; y también porque hace simple lo complicado, engancha y entretiene sin deprimir. Va mejor con helado que con palomitas, no preguntéis por qué. (Os dejo el trailer en inglés.)

3. Me, Earl & The Dying Girl (2015) (título en español: Yo, él y Raquel)

Descubierta gracias a Netflix, esta película trata un tema tan difícil como el cáncer con una sensibilidad y armonía tal que me sorprendió. Dirigida y montada con muchísimo talento, los tres actores adolescentes dejan el listón muy alto frente a una película larga y muy variada. Me encanta que no trata de dar respuestas a cómo uno debe enfrentarse a una situación tan compleja, sino que permite que la historia se desarrolle con la naturalidad adolescente del “no sé cómo ayudarte, pero voy a estar aquí mientras sucede“, y ese mientras sucede consigue arrancarnos sonrisa tras sonrisa. Apunto que te gustará más si sabes algo de la historia del cine, y sino, no te la pierdas igual 😉

Me And Earl And The Dying Girl

Y paro ahí, porque podría seguir laaaargamente, pero prefiero que las veáis y me digáis que os parecen. Otro día más.

¡Que tengáis muy buena semana!