Intro: Ciudadana del mundo con pasaporte español

Buenos Aires tiene eso de grande, desbordante y extrema que me mantiene en tensión. También tiene eso de llena de rincones únicos, arte, vitalidad y de generosa que me atrae como un imán. Y ahora tiene también aire de primavera.

Ésta también será mi primera primavera en Buenos Aires. Después de 28 en Madrid, una en Chicago y otra en Nueva York, voy a descubrir cómo será esta estación tan querida por muchos (y odiada por los alérgicos) en el hemisferio sur. ¿Que qué hago aquí? Muy buena pregunta…

Principalmente empezar de nuevo, buscar oportunidades, y tratar de llevar mi sueño adelante. En este barco no estoy sola, voy con mi marido desde hace 9 años, Ezequiel, con el que comparto todo, y que también lucha por salir adelante con dignidad y esfuerzo admirables. Se podría decir que fue la pasión por contar historias la que nos trajo hasta aquí, permitiendo que en la nuestra surgiera un nuevo capítulo. ¡Y qué capítulo! 

El bebé se mueve dentro de mí generando formas picudas bajo mi piel. Me pregunto qué estará sintiendo, qué estará pensando… Ya solo quedan 9 semanas o menos para poder preguntarle (aunque no espero ninguna respuesta coherente a parte de un llanto atronador, ya sé…).

Así es, yo soy española, de madre estadounidense y padre andaluz; Ezequiel es bonaerense de padres bonaerenses con ascendencia gallega, vasca, galesa e italiana, con muchos años vividos en España; y nuestro hijo será un pequeño Kandinsky genético – independientemente de lo que sea su profesión. Me encanta la idea, somos la mezcla de muchas idas y venidas, de personas valientes y emprendedoras, e hijos de un Dios que nos ha puesto hoy aquí, tan lejos y cerca de lo que somos.

Kandinsky’s Composition VII (1913); Tretyakov Gallery, Moscow

Y tú me dirás que es muy mal momento para empezar un blog, con esto de estar a las puertas de la maternidad. Quizá, probablemente sí, pero bah, lo voy a intentar. Sin esperar mucho, y sin pretender mucho tampoco, comparto un trozo de lo que han sido mis experiencias como migrante, para el que le pueda interesar.

Entonces, como iba diciendo: Buenos Aires. Dos errores que cometí al hacer las maletas (pero ¡¿cómo iba a saber yo que llovía tanto?!). Adivinaste ya, quizá. El primer error fue no meter el paraguas (y no comprarme las botas de lluvia que tanto me tentaban). Y el segundo fue no meter el secador de pelo. Y el tercero, ah, no, he dicho dos. Entonces mejor lo dejo aquí y ya veremos si os cuento el tercero. 😉

Pero te aviso, si vas a mudarte a Buenos Aires, disfrutarás de días soleados de inmensa belleza, pero puede que también de algunas semanas de eternas lluvias. Han sido lluvias pesadas, con rayos y truenos, de día y de noche, con vientos. Y es que dejar tu país tiene eso, lluvias, lluvias de recuerdos, de preguntas y momentos extraños, a la par que sorpresas del cielo e intensos reencuentros. Cometí errores al hacer las maletas, sí, pero no me arrepiento de haberlas hecho. Aunque haya sido y sea inmensamente difícil a ratos, aunque no sepa cuándo las haré de nuevo o si las haré. Creo que estoy aquí con un propósito y avanzo en ese camino que sólo se hace al andar – en fe. Y me mojo, me mojo porque llueve adentro y afuera y por los costados…

No quiero terminar así, sería injusto que la nostalgia se erija como protagonista, porque no es así. La vida aquí es real, es imparable y es feliz. Hay mucho que agradecer: las muestras de cariño que hemos recibido tan abundantemente, que una y otra vez nos han ayudado salir a flote cuando no sabíamos por dónde seguir. Agradezco los nuevos amigos, la familia preciosa, los tantos ratos divertidos, y de la rica comida ¡qué voy a decir! Agradezco que me abracen, que me toquen la tripa, que me pregunten, que se acerquen, que me ofrezcan mate y que me hagan sentir “como en casa” porque ésta es mi casa, aunque a veces salga a la calle y me sorprenda escuchar un acento tan distinto al mío, y sepa que mi pasaporte no es de aquí.

No te olvides de a dónde te he traído… #obelisco

A post shared by Elisabet Sánchez (@picnicinthesun) on

Primavera, primavera, ¡déjate de lluvias y trae ya las flores — que quiero salir!!!

Un abrazo –

Pd: Trato hecho. El mes que viene compro un paraguas. 🙂

2 thoughts on “Intro: Ciudadana del mundo con pasaporte español

  1. ¡Precioso, Elísabet! Ya me tienes como fan número uno de este pic nic, que seguro será muy especial! Un beso.
    Jorge

Comments are closed.